Avisar de contenido inadecuado

Una olla a presión

{
}

La muerte de Gaitán fue el detonante para que salieran a la luz las rencillas partidistas que estaban dejando cientos de muertos. En ese entonces Pedro Antonio Marín era el hijo de un campesino liberal del Quindío y ordeñaba vacas en una finca de Santa Rosa de Cabal, pero El Bogotazo cambió su vida, tanto que lo llevó a adoptar años después el nombre de Manuel Marulanda Vélez, en honor a un líder agrario asesinado por la Policía.

En 1949 nacieron las autodefensas campesinas liberales (algunas de ellas influenciadas por el partido comunista) y los grupos guerrilleros de los Llanos, liderados por Guadalupe Salcedo. En 1953, con el golpe militar del general Gustavo Rojas Pinilla, llegó una amnistía para los alzados en armas y el compromiso del Ejecutivo de adelantar inversiones en el sur del país.

Los grupos de los Llanos acogieron la iniciativa, pero los del Tolima y Cundinamarca, con influencia del Partido Comunista, la desecharon. Así surgieron las FARC. El plan de reinserción de Rojas Pinilla no dio los resultados esperados pues algunos de los ex guerrilleros fueron asesinados por la fuerza pública y otros se unieron a los grupos de bandoleros. Así nacieron leyendas como las de Sangre Negra, el Capitán Veneno, Chispas, Alma Negra, Zarpazo, Desquite y el Capitán Venganza, quienes masacraron civiles y ex combatientes.

Sus nombres estuvieron asociados a torturas, decapitaciones, desplazamientos y violaciones de los derechos humanos. Algunos de ellos murieron en combates con el Ejército y la Policía, otros fueron asesinados por sus propios compañeros y de otros no se volvió a saber nada.


texto apoyado en teorias de varios artistas, pero con las caracteristicas de GeniusMan.

{
}
{
}

Deja tu comentario Una olla a presión

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre